Inteligencia Emocional

Taller para empresas

 

Preliminares

El concepto de Inteligencia Emocional apareció por primera vez desarrollado en 1990 en un artículo publicado por Peter Salovey y John Mayer y se definió como:

“La habilidad de percibir con exactitud, valorar y expresar emociones; la habilidad de acceder o generar sentimientos que faciliten el pensamiento; la habilidad de comprensión emocional y conocimiento emocional; y la habilidad de regular emociones para promover el crecimiento intelectual y emocional”.

Con la publicación de Daniel Goleman (1995) se llega a entrever la necesidad de una nueva visión del estudio de la inteligencia humana más allá de los aspectos cognitivos e intelectuales, que resalte la importancia del uso y gestión del mundo emocional y social para comprender el curso de la vida de las personas.

Por Inteligencia Emocional entendemos el conjunto de habilidades y capacidades necesarias para comprender el funcionamiento y la razón de ser de las emociones, orientando esta comprensión hacia la toma de responsabilidad de las emociones propias y al entendimiento de las ajenas, al objeto de lograr un mayor bienestar y un mejor desarrollo de las relaciones humanas.

El taller

Al tratarse de una actividad de corta duración, 4 horas, facilita la participación y la implicación.

El taller propone un primer contacto con la Inteligencia Emocional y aporta conceptos y, especialmente, herramientas útiles que pueden levarse al día a día.

Los objetivos son los siguientes:

  • Mejorar la comunicación y el marco de relaciones (objetivo central).
  • Encuadrar el sentido de la Inteligencia Emocional.
  • Conocer cómo funciona el mundo de las emociones.
  • Tomar conciencia del papel del lenguaje no verbal y de su relevancia.
  • Aprender a reconocer la singularidad de cada ser humano.
  • Conocer los distintos niveles de escucha y los efectos que generan en el inter-locutor.
  • Tomar conciencia de la importancia de la responsabilidad sobre nuestras propias emociones.

El curso ha sido diseñado atendiendo a las necesidades concretas de la empresa en las que las relaciones son un factor clave, por ejemplo:

Responsables de equipo // Atención al cliente // Integrantes del departamento comercial // Departamento de RR.HH. // Encargados del control de calidad.

Cómo se realiza el taller

El taller es eminentemente participativo y vivencial.

Tras cada acercamiento teórico se explora y desarrolla el componente práctico y experiencial. Esto significa que en el desarrollo del taller se prioriza la puesta en acción del aprendizaje realizado.

folleto

infoarriba

 

 

Facebook Twitter Email