Cómo elaborar buenas metas

Curso para empresas

 

Preliminares

El mundo está en constante cambio evolutivo, lo cual es aplicable a los individuos, a las sociedades, a las empresas, a la naturaleza y a un largo etcétera.

Las personas formamos parte de este cambio, pues de un modo u otro nos afecta. Las empresas también. En este escenario caben dos posiciones: gestionar el cambio que llega de fuera desarrollando el oportuno proceso de adaptación, o promover el cambio tomando iniciativas en base a las propias necesidades.

Promover el cambio implica el anhelo de avanzar, de mejorar, de construir, de crear, de imaginar un futuro mejor, en definitiva. Pero nada de esto es posible si no aprendemos a construir metas. Las metas indican dirección y apuntan hacia una nueva realidad que queremos poner en el mundo. Las metas pueden estar relacionadas entre ellas, situándose las más esenciales como foco hacia el que van apuntando todas las demás. Son como brújulas que orientan el caminar.

En una empresa las metas se conectan en torno a dos ejes: La importancia estratégica y el nivel al que atienden (empresa, departamento/área y personas). Las metas más colectivas encierran las menos colectivas, y éstas a las personales. Esta coherencia es fundamental para el sostenimiento de todas ellas.

Diseñar metas es todo un arte. Implica un gran conocimiento de las necesidades propias y de la situación actual, exige confianza, seguridad y coraje, y además requiere de buenas dosis de creatividad, ilusión y entusiasmo. Además, una buena meta ha de tener sentido, ha de estar conectada con la realidad, ha de ser desafiante, concreta, medible y un buen número más de cualidades.

El curso

Está dirigido a responsables de departamentos o unidades de gestión, así como también al staff de la empresa o incluso al propio consejo de administración.

Los objetivos son los siguientes:

  • Alentar y estimular la disposición para concebir e imaginar nuevos horizontes.
  • Conocer y manejar herramientas para evidenciar el contexto de mejora.
  • Conocer y manejar las habilidades necesarias para definir una buena meta.
  • Desarrollar las destrezas necesarias para encontrar las conexiones entre las metas y la realidad.
  • Aprender a construir futuro (visión) en base a las metas propuestas como recurso de validación de las mismas.
  • Desarrollar habilidades plásticas para representar la meta y dotarla de mayor presencia como factor motivante.

Cómo se realiza el curso:

Es un curso experiencial y participativo. Se concreta aquello que se desea mejorar (empresa, área, …) para encontrar casos prácticos con los que trabajar en grupo. Se indagan los factores que potencian y que limitan la disposición para idear cambios. Se analizan y practican las cualidades de una buena meta y se entrena la habilidad de conectarlas con la realidad. Finalmente se realizan actividades en equipo para resolver situaciones conjugando recursos y aplicando todo lo ya aprendido. Se concluye con la representación plástica de las metas.

folleto

infoarriba

 

 

Facebook Twitter Email