Coaching empresarial

LOGO_DESARROLLO_AMARILLO petit

Coaching es un estilo de relación y de acompañamiento destinado a favorecer la toma de conciencia sobre los asuntos de las personas y/o de las organizaciones, generando la necesaria responsabilidad para hacerse cargo y ocuparse de todo lo necesario para acercarse a las metas y propósitos de mejora planteados.

Conciencia y responsabilidad conforman los dos ejes fundamentales del Coaching (John Whitmore, Coaching, 1992), pero junto a ellos se encuentras otros dos aspectos clave: potencial y desempeño.

Las cualidades y posibilidades, tanto de las personas como de las organizaciones, nunca están presentes al 100%, siempre puede darse más, hacer algo nuevo, algo diferente que permita ir un paso más allá. Llamamos potencial a todo ese conjunto de recursos que en un determinado momento pueden ponerse en valor para permitir acercarse a metas y objetivos.

Conciencia, responsabilidad y reconocimiento del potencial no sirven para mucho si no se pasa a la acción, pues todo queda en el ámbito mental de los propósitos. El desempeño es la pieza decisiva para poder avanzar. Sin desempeño permanecemos en el mismo lugar. Coaching es, en definitiva, acción, movimiento. Por otra parte, el desempeño permite no sólo caminar en dirección a las metas, sino también evaluar, por medio de los resultados, la eficacia de todo el proceso, bien sea reforzando los éxitos, o bien realizando ajustes sobre lo no conforme, pero en definitiva aprendiendo para contribuir a la mejora continua.

Coaching no es consultoría ni asesoramiento. Se basa en hace emerger al mayor nivel posible los cuatro puntos expuestos, de modo que las personas o los colectivos puedan expresar sus mejores versiones al dirigirse hacia sus metas.

Coaching de equipos

Es un proceso que se realiza con el acompañamiento de un Coach en el que está presente un equipo de trabajo que pretende mejorar en su ámbito de gestión. Pueden trabajarse aspectos como la identidad del equipo y la mejora de sus procesos, elaboración de metas y ciclo de consecución de las mismas, o buscar una mayor y mejor integración dentro de la Organización. Son sólo ejemplos, porque en estos procesos de Coaching es el equipo, o su responsable, quien decide qué es lo que quiere mejorar y qué meta se plantea para comprometerse con ella.

Coaching de dirección y estrategia

En este caso, el Coach trabaja con el Staff de la empresa o con el Consejo de Administración. Estos procesos pueden enfocarse desde una perspectiva creativa para encontrar nuevas ideas o metas estratégicas sobre las que, posteriormente, elaborar un plan de acción. Pero también pueden dirigirse directamente para acompañar al equipo en relación con metas u objetivos ya definidos. En ningún caso el Coach va a proponer contenidos, su misión es generar conciencia y favorecer la aparición de las mejores cualidades del equipo para ponerlas en valor en aras de la consecución de sus propósitos de mejora y crecimiento.

Coaching personal para ejecutivos

Sesiones de Coaching individual orientadas a metas personales que implican procesos de mejora, al descubrimiento y desarrollo del potencial individual, a la búsqueda del equilibrio entre el ámbito personal y el laboral, y en definitiva a poner en el mundo la mejor versión de uno mismo.

folleto

infoarriba

 

 

Facebook Twitter Email